Días 20 y 21 de febrero: “Después de Nosotros” de Joachim Lafosse

Publicado: 14 febrero, 2017 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

despues-de-nosotros_cartel

DESPUÉS DE NOSOTROS – (L’ÉCONOMIE DU COUPLE)

Dirección: Joachim Lafosse Reparto: Bérénice BejoMarthe KellerCatherine Salée y Cédric Kahn Nacionalidades: Bélgica Año: 2016 Fecha de estreno: 14-10-2016 Duración: 100 min. Género: Drama Color o en B/N: Color Guion: Joachim LafosseThomas van Zuylen Mazarine Pingeot yFanny Burdino Fotografía: Jean-François Hensgens

 

Sinopsis:

Después de 15 años juntos, María y Boris se separan. Ella fue quien compró la casa en la que vive con sus dos hijas, pero fue él quien la ha reformado completamente. Ahora se ven obligados a vivir juntos allí, ya que Boris no tiene los medios para pagarse un alquiler. A la hora de hacer cuentas ninguno de los dos quiere dejar de lado lo que considera haber aportado.

Crítica de Federico Marín Bellón para el diario “ABC”: 

La película del realizador belga Joachim Lafosse es el relato de un naufragio anunciado, la orquesta del Titanic tocando en la cubierta de un matrimonio, una historia tan común a nuestra especie que ningún espectador podrá sentirse ajeno aunque sus carnes y sus almas no hayan sufrido el proceso.Es además un drama adulto y verosímil, sin superhéroes, dibujos animados ni trazas de televisión. La cartelera debería estar repleta de obras así, pero por desgracia estamos ante una especie en extinción, digna de ser contemplada.

No hay tampoco en la película giros de guión a lo «Perdida» o duelos para el Oscar como los que se regalaban Meryl Streep y Dustin Hoffman en «Kramer contra Kramer» (que conste que ambos títulos eran brillantes). Los excelentes intérpretes Bérénice Bejo (la belleza muda de «The artist») yCédric Kahn viven por otro lado una situación atípica. Aún comparten piso por motivos económicos, con dos niñas gemelas en el campo de batalla.

Bien acogida en Cannes y San Sebastián, la cita ofrece dos momentos, estupendos, que ilustran los efectos secundarios de una desintegración familiar. La incómoda reunión de amigos, atrapados en tierra de nadie, y el doloroso subtexto que resuena bajo la música del baile con las niñas. En esa situación, incluso los mejores recuerdos pueden hacer más daño que una bomba de racimo. Que el amor, cuando se rompe, pueda generar estos residuos de rencor es un misterio que el ser humano debería hacerse mirar.

Días 13 y 14 de febrero: “Verano en Brooklyn” de Ira Sachs

Publicado: 7 febrero, 2017 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

verano-en-brooklyn_cartel

VERANO EN BROOKLYN – (LITTLE MEN)

Dirección: Ira Sachs Reparto: Greg KinnearJennifer EhlePaulina GarcíaAlfred Molina,Michael Barbieri Theo Taplitz Nacionalidades: USA Año: 2016 Fecha de estreno: 21-10-2016 Duración: 85 min. Género: Drama Color o en B/N: Color Guion: Ira Sachs y Mauricio Zacharias Fotografía: Óscar Durán Música: Dickon Hinchliffe

 

Sinopsis:

Dos chicos de orígenes distintos conviven y se hacen amigos en un edificio de Brooklyn, pero su amistad se pondrá a prueba cuando sus respectivas familias se enfrenten por el arrendamiento de una tienda.

Crítica de Andrea G. Bermejo para la revista “Cinemanía”:

Hay un momento en la vida en el que se pierde la inocencia y, a partir de entonces, ya no somos los mismos. Ocurría así en 1959, cuando los chicos de Rob Reiner descubrían un cadáver siguiendo las vías del tren en Castle Rock, Oregón, y todavía ocurre lo mismo, aunque sea en Brooklyn, Nueva York, en un viejo apartamento con una tienda de arreglos en el bajo. En este espacio anodino transcurre la séptima película de Ira Sachs, uno de los mejores escritores del cine actual (¿lo proponemos para el Nobel del año que viene?), experto en relatos filmados, localizaciones mundanas, personajes corrientes y vidas ordinarias.

Verano en Brooklyn arranca con un funeral, el del casero de ese modesto negocio de arreglos regentado por una chilena (inmensa Paulina García) y padre de un actor de teatro en horas bajas (Greg Kinnear) que se muda con su familia al apartamento de arriba. Esos grandes fastos que son las muertes, los bautizos y las comuniones y que casi todo el mundo celebra, pasan deprisa en las películas de Ira Sachs, convencido tal vez de que la vida es lo que sucede entre medias, el día a día, los lunes, los martes, los miércoles, personajes que friegan los platos y sacan la basura, las rutinas. Suele ser entonces cuando ocurren las verdaderas epifanías existenciales, cuando, camufladas de aparente cotidianeidad, aparecen las personas que nos cambian para siempre. Así surge en Verano en Brooklyn la amistad entre Tony Calvelli, hijo de la modista del bajo, y Jake Jardine, nieto de su antiguo casero.

Ira Sachs consigue con su cámara sincera transportarnos a nuestras propias infancias, a los días interminables compartiendo deberes, meriendas, confesiones y hasta salidas nocturnas a discotecas light, paseos en monopatín o patines con los primeros amigos que tuvimos, esos que con su lealtad y su amor sincero nos permitieron ser quiénes somos, nos protegieron de la corriente cruel para que encontrásemos nuestro lugar en el mundo. Como Jake (bressoniano Theo Taplitz), de niño acosado en el colegio a futuro artista, o Tony (impresionante Michael Barbieri, discípulo de De Niro con 13 años), un aspirante a actor que demuestra sus habilidades en una divertidísima clase de improvisación, secuencia cúlmen de Verano en Brooklyn. Esos amigos, también, con los que perdimos la inocencia.

Pues de eso trata también la última película de Ira Sachs, que ya ha demostrado en anteriores ocasiones que, muchas veces, la diferencia entre un ser humano maravilloso y ese mismo ser humano que te decepciona, es la distancia a la que estés de él. Si en El Amor Es Extraño era la convivencia familiar lo que revelaba nuestro rostro más amargo, en Verano en Brooklyn la inmobiliaria neoyorquina y la economía doméstica vuelven a ser catalizadores del conflicto que enfrenta a las familias de Jake y Tony poniendo en peligro su amistad. Como siempre, Ira Sachs y su coguionista Mauricio Zacharias logran exponer sin buenos ni malos y sin resultar deprimentes (todo lo contrario) un ecosistema en el que podemos ponernos en la piel de todos los personajes, incluidos los niños con su lógica tan humana.

Días 6 y 7 de febrero: “Madrid, Above the Moon” de Miguel Santesmases

Publicado: 2 febrero, 2017 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

madrid-above-the-moon_cartel

MADRID, ABOVE THE MOON

Dirección: Miguel Santesmases Reparto: Rocío LeónBernabé FernándezHelena Sanchís y Víctor Vidal Título en V.O.: Madrid, Above the Moon Año: 2015 Fecha de estreno: 08-04-2016 Duración: 92 min. Género: Drama Color o en B/N: Color Guion: Miguel Santesmases Fotografía: Alberto Pareja

 

Sinopsis:

Haciendo fotos a turistas en una plaza de Madrid, Ernesto conoce a Susan. Se gustan, claro, aunque no inmediatamente. Pero los dioses no nos son siempre favorables. Ni las películas tampoco. “Madrid, above The Moon” es un largometraje low-cost, una película pequeña, independiente y personal, que intenta evitar los lugares comunes del cine convencional.

Crítica de Jordi Costa para el diario “El País”:

Cuarto largometraje de Miguel Santesmases, Madrid above the Moon tarda muy poco en desvelar el sentido simbólico de su título, aportando, de paso, una valiosa pista para la interpretación del conjunto, pero no llega a mostrar todas sus cartas hasta los minutos finales. Es entonces cuando el espectador descubre con qué alto grado de gracilidad la película ha ido transformándose ante sus ojos: el juego de magia funciona por la extrema sutileza de su ejecución, convirtiendo lo aparentemente sencillo en un laberinto seductor, en cuyo interior el recuerdo puede seguir perdiéndose, gozosamente, mucho después de terminada la proyección. Madrid above the Moon es una propuesta única y especial: también es muy difícil escribir sobre ella sin destripar sus estrategias. Lo mejor que puede hacer un texto crítico ante un caso así es extender una invitación a que el público entre en esta película acogedora y se deje, en el mejor de los sentidos, embaucar por ella.

Como señala un personaje casi al comienzo de la historia, los griegos atribuían a todo aquello que se situaba por encima de la Luna las condiciones de pureza, inmortalidad, perfección y belleza. Lo que está por debajo de la Luna se percibía como variable y mortal, el territorio del azar colocado bajo el Olimpo de la inmutabilidad. En Madrid above the Moon, un fotógrafo emprende sus derivas románticas a través de los parques sintiéndose como un turista en una ciudad desconocida, posición estratégica desde la que elaborar un discurso artístico –redescubrir el asombro ante lo familiar a través de una mirada forastera-, pero, al mismo tiempo, funcional impostura en el ejercicio de constantes juegos de seducción, porque quizá para enamorar siempre es preciso convertirse, hasta cierto punto, en otro. Más adelante, el espectador descubrirá que lo de ser turista en una ciudad desconocida también funciona como una buena metáfora para hablar de la vida tras una ruptura sentimental.

Madrid above the Moon parece, a primera vista, una derivación rohmeriana con incrustaciones de la trilogía iniciada por Antes de amanecer (1995) de Richard Linklater –película citada de manera explícita-, pero esa es únicamente la máscara que se coloca la película para seducir, quizá con una eficacia mayor que la de su propio protagonista, que, a su vez, suplanta en la ficción al propio director Miguel Santesmases para simular un estatus que no tiene. Ese es solo el comienzo de un juego que no excluye turbulencias.

Jueves 2 de febrero: 20:00 horas Teatro Moderno. “Cerca de tu Casa” de Eduard Cortés

Publicado: 31 enero, 2017 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

En colaboración con El Rincón Lento, Econoplastas, Plataforma Afectados por la Hipoteca, Centro Social Octubre y Econactiva

cerca-de-tu-casa-ok

 

CERCA DE TU CASA

Dirección: Eduard Cortés Reparto: Silvia Pérez Cruz Lluís HomarAdriana OzoresIván MassaguéManuel MorónOriol Vila y Ivan Benet Nacionalidades: España Año: 2016 Fecha de estreno: 02-09-2016 Duración: 93 min. Género: Musical Color o en B/N: Color Guion: Eduard Cortés y Piti Español Música: Silvia Pérez Cruz

 

Sinopsis:

Musical sobre los desahucios ocurridos en España con motivo de la crisis económica. Tras perder su casa por no poder pagarla, un joven matrimonio, con una hija de 10 años, se muda a casa de los padres de ella, pero esa vivienda también se verá amenazada por el embargo del banco, al haber servido como aval de la hipoteca de la hija.

Crítica de Javier Ocaña para el diario “El País”:

Un musical sobre los desahucios. Dicho así, parece un sacrilegio. El género festivo por excelencia, junto a uno de los dramas cotidianos contemporáneos. Y, sin embargo, no será Cerca de tu casa el primer musical triste de la historia. Los hay, en la línea de la película de Eduard Cortés, sobre reivindicaciones sociales y huelgas (Una habitación en la ciudad, de Jacques Demy), sobre el absurdo de la guerra (Hair, de Milos Forman), sobre la dicotomía entre amor y arte (Las zapatillas rojas, de Powell y Pressburger), e incluso sobre la ceguera y la pena de muerte (Bailar en la oscuridad, de Lars von Trier). Lo primordial es que las notas musicales, las canciones y hasta los bailes, que de todo ello hay en la película, encajen en el tono del relato. Y ahí, con coreografías de Sol Picó, las composiciones de Sílvia Pérez Cruz, también protagonista interpretativa, se revisten de delicadeza, invitan al llanto, llegan a decir sus admiradores.

La secuencia inicial, cantada por un sin techo, ya marca el tono. Es un buen aviso al espectador. Sin embargo, la valentísima apuesta del director de La vida de nadie, casi suicida, y eso es bueno entre tanto cine precocinado y predigerido, navega por aguas turbulentas. Las del autor que, por un lado, intenta evitar el maniqueísmo y, por otro, posee un compromiso social tan evidente que le hace caer en el lugar común y en el panfleto. El guion de Cortés y Piti Español está lleno de frases hechas, con la novedad de que algunas de ellas están puestas en boca de personajes insospechados, como un impostado requiebro a los principios absolutos, caso de esa “¡Que paguen su hipoteca, como todos! ¿Para qué la firmaron entonces?”, pronunciada no por un banquero sino por la limpiadora del banco.

Por un lado, se muestran ciertos errores (no hace falta ser clarividente para saber que el personaje del marido lleva toda la vida equivocándose en materia laboral, y que lo va a seguir haciendo), pero por otro se eluden reflexiones mayores, tanto del lado ejecutor como del ejecutado del drama, que la saquen del cliché. Cerca de tu casa está muy bien interpretada, y son un gozo la elegante puesta en escena de Cortés y la belleza triste de la fotografía de David Omedes, pero la película viene con las cartas demasiado marcadas, las de su palpable defensa de un enfoque colectivo de las soluciones al problema, y no individual. De hecho, cada vez que alguien toma una decisión por sí solo, la caga. Pero eso, por desgracia, también es la vida.

Días 30 y 31 de enero: “La Puerta Abierta” de Marina Seresesky

Publicado: 24 enero, 2017 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría
El martes 31 contaremos con la presencia y presentación de la directora de la película: Marina Seresesky.

la-puerta-abierta_cartel

 

LA PUERTA ABIERTA

Dirección: Marina Seresesky Reparto: Carmen MachiTerele PávezAsier EtxeandíaPaco Tous,Sonia AlmarchaMar SauraEmilio Palacios y Lucía Balas Nacionalidades: España Año: 2016 Fecha de estreno: 02-09-2016 Duración: 84 min. Género: Drama Color o en B/N: Color Guion: Marina Seresesky Música: Mariano Marín

 

Sinopsis:

Rosa es una prostituta que heredó el oficio de Antonia, su madre, quien ahora se cree Sara Montiel y convierte su vida cotidiana en un infierno. Rosa no sabe ser feliz. O no puede. Pero la llegada inesperada de un nuevo integrante a su particular (y absurda) familia le dará una oportunidad única para lograrlo.

Crítica de Jordi Costa para el diario “El País”:

En una secuencia de Samba (1965) de Rafael Gil, Sara Montiel cantaba ante los niños de una favela el tema Fantasía de Gregorio García Segura y Jesús María de Arozamena inmortalizando un momento ideal para explicar a cualquier profano en la materia los mecanismos del kitsch. La letra de Fantasía dibuja, ante ese entorno de desamparo y precariedad, un mundo ideal con los trazos del extremado artificio, casi propios de una afectada postal en tres dimensiones de cromatismo chillón: “Fantasía / de jardines y de flores / de belleza y alegría. / Fantasía/de palacios y esplendores / de color y melodía”. Marina Seresesky decide abrir su primer largometraje como directora precisamente con ese tema: la canción suena sobre unos espacios y unos personajes sobre las que ya no parece posible que se manifieste ninguna tentación de autoengaño kitsch. El universo de La puerta abierta es el de la pérdida innegociable, el de la resignación en la estricta supervivencia.

Terele Pávez y Carmen Machi encarnan a una madre y una hija, exprostituta la primera y prostituta en activo la segunda, que malviven en una corrala junto a un vecindario de similares coordenadas profesionales y bajo la mirada sancionadora de una portera sin ningún margen para la empatía. Un acontecimiento inesperado –la muerte por sobredosis de una de las vecinas- colocará a estos dos personajes en la provisional situación de tener que hacerse cargo de la hija de la difunta, con la connivencia de una transexual interpretada con más serenidad que pirotecnia por Asier Etxeandía.

La directora parece haber creado un entorno idóneo para que su reparto se crezca y para que, entre otras cosas, Carmen Machi vaya cocinando a fuego lento, con un repertorio de notas aparentemente limitado, un personaje que se afirma como otra de sus memorables creaciones. Aunque a veces se le escape algún exceso en el tono, Marina Seresesky se revela toda una certera zahorí de la tristeza, logrando que su cámara localice cristalizaciones de aflicción en lo estrictamente doméstico: grifos goteando sobre un fregadero atestado, pinzas de tender y luces navideñas en el repecho de una ventana, guirnaldas encendidas sobre una silla de ruedas…

Días 23 y 24 de enero: “Langosta” de Yorgos Lanthimos

Publicado: 17 enero, 2017 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

langosta_cartel

LANGOSTA – (THE LOBSTER)

Dirección: Yorgos Lanthimos Reparto: Colin FarrellRachel WeiszBen WhishawOlivia Colman,Léa SeydouxJohn C. Reilly y Roger Ashton-Griffiths Título en V.O.: The Lobster Nacionalidades: Francia, Gran Bretaña, Grecia, Holanda y Irlanda Año:2015 Fecha de estreno: 04-12-2015 Duración: 118 min. Género: Drama Color o en B/N: Color Guion: Yorgos Lanthimos Fotografía: Thimios Bakatakis

Sinopsis:

Narra una historia de amor no convencional, ambientada en un mundo distópico, en el que según las reglas establecidas, los solteros son arrestados y enviados a un lugar donde tienen que encontrar pareja en un plazo de 45 días. El tema central es la soledad, el temor a morir solo, a vivir solo, y también al temor a vivir con alguien.

Crítica de Andrea G. Bermejo para la revista “Cinemanía”:

Una pareja huye entre la maleza. Ella es ciega y él la lleva. En un plano aéreo vemos cómo corren. Ella se agarra a él con las dos manos: la derecha contra la palma izquierda de él; la otra, apoyada en su muñeca como si fuese un bastón. Lo necesita para seguir, es su guía en el momento máximo de oscuridad. Como en el amor verdadero.

Rebobinemos. Él es David (Colin Farrell), el protagonista de esta historia en la que su mujer lo acaba de abandonar. En una serie de eficaces escenas introductorias narradas como si fuesen un cuento infantil por la voz en off más sexy del cine británico (Rachel Weisz) descubrimos que es heterosexual, que vive con un perro que una vez fue su hermano y que, en este mundo en el que estar solo es ilegal, tiene 45 días para encontrar una nueva pareja en El Hotel en el que ha sido “ingresado” antes de ser transformado en un animal. Él elige la langosta, una opción que gusta a la directora de El Hotel pero horroriza a otros huéspedes como “el hombre que cecea” o “el hombre que cojea”, que demostrarán enseguida ser mucho más prácticos a la hora de amar aunque sea fingiendo. El trasfondo de este Hotel de solteros imaginado por Yorgos Lanthimos, el director de la extravagante Canino –inserte aquí su “ahhhh”–, es una sociedad intolerante con los que no tienen pareja, una sociedad que subterránea y sutilmente señala con el dedo a los que eligen estar solos, o peor, a los que no consiguen encontrar a alguien con el que merezca la pena compartir sus vidas, o mucho peor, a los que por miedo a no encontrarlo se conforman con uno cualquiera.

Lanthimos vuelve a aplicar su esquema sui géneris y brillante: observar las grandes cuestiones del ser humano y contárnoslas como si fuésemos niños, garantizando un relato perverso y a la vez tierno que hace las veces también de poema visual y de ensayo antropológico sobre cómo marchan las cosas en la sociedad occidental. Si en su anterior largometraje eran la muerte y el duelo los elementos hiperbolizados, en Langosta, el Un mundo feliz o el 1984 del siglo XXI, le toca el turno al amor. Al amor, como decíamos, visto como un constructo social, una serie de decisiones ajenas al sentimiento real. Ese que no siente David pero que finge sentir junto a –paradojas– “la mujer sin corazón” para salvarse de la olla hirviendo pero también el que, en aras de experimentarlo alguna vez, le da fuerzas para escaparse de El Hotel. ¿Y qué hay más allá de este mundo opresivo? Otro igual.

En El Bosque de Langosta habitan los solteros, una tribu revolucionaria que funciona como guerrilla en la resistencia y cuya líder (Léa Seydoux) es tan dogmática, autoritaria y cautiva como los huéspedes de El Hotel que David ha dejado atrás.

2015: Festival de Cannes: Premio del Jurado

Días 16 y 17 de enero: “El Novato” de Rudi Rosenberg

Publicado: 10 enero, 2017 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

el-novato-2016_cartel

EL NOVATO – (LE NOUVEAU)

Dirección: Rudi Rosenberg Reparto: Guillaume Cloud-RousselGéraldine MartineauJoshua Raccah y Réphaël Ghrenassia Título en V.O.: Le nouveau Nacionalidades: Francia Año: 2015 Fecha de estreno: 08-04-2016 Duración: 81 min. Género: Comedia Color o en B/N: Color Guion: Bruno MuschioIgor Gotesman y Rudi Rosenberg Fotografía: Nicolas Loir

 

 

Sinopsis:

Benoit, un chico de catorce años, ha dejado el campo para mudarse a París. Su primer día en el colegio resulta ser más difícil de lo que esperaba, y pronto se siente aislado. Hasta que un día, Johanna, una nueva compañera sueca, llega a la clase. Benoit decide organizar una fiesta en casa, pero solo aparecen tres personas… una discapacitada, Aglaée, el rarito, Joshua y el empollón, Constantin…

Crítica de Javier Ocaña para el diario “El País”:

¿Por qué, cuando se es niño, nos hacemos amigos de unos y no de otros? ¿Por afinidad, por casualidad, por elección, por elección a la segunda tras el rechazo de la primera selección, porque no hay más remedio ya que no quedaban otros a los que acudir? Puede parecer una chorrada pero la situación, sobre todo cuando se cambia de colegio, puede marcar el devenir infantil y, con ello, la conquista de la madurez posterior. Un peligroso, terrorífico, apasionante lugar al que se ha dirigido el francés Rudi Rosenberg, hasta ahora actor, aquí director debutante, enEl novato, estupenda radiografía del tembleque que a algunos les supone el cambio de amigos en plena pubertad.

Con una exquisita sencillez en la puesta en escena, ágil y sin grandilocuencias, Rosenberg huye de las relaciones con los padres, aquí invisibles, y con los profesores, apenas unos pánfilos que aparecen por el encuadre muy de vez en cuando y enterándose de más bien poco, y fija su objetivo en los rostros, en las reacciones, en las tristezas y las carcajadas de unos críos inmersos en la batalla cotidiana de la sociedad colegial. Una comunidad, como todas, con una aristocracia con personalidad adquirida que se apoya como grupo, un pueblo llano que lucha por subir en el escalafón, y un grupúsculo encargado de maltratar a cualquiera que se cruce en su camino.

El dibujo, repleto de humor y ternura, es imponente, y sin necesidad de rehuir problemáticas de las que es complicado salir con vida en esos términos, caso de los chavales con alguna minusvalía o el tratamiento del sexo, esencial en su descubrimiento a golpe de brochazo a los 14 años. Con sus virtudes y sus defectos, y evitando el arquetipo de buenos y malos, aunque los haya, los defenestrados que acaban haciendo pandilla propia nos rodearon o fuimos nosotros mismos años ha. Porque por ahí hemos pasado todos, y también nos reímos y lloramos.