Días 22 y 23 de mayo: “Fatima” de Philippe Faucon

Publicado: 16 mayo, 2017 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

Fatima_cartel

FATIMA

Dirección: Philippe Faucon Reparto: Soria ZeroualZita HanrotKenza Noah Aïche y Chawki Amari Título en V.O.: Fatima Nacionalidades: Canadá y Francia Año: 2015 Fecha de estreno: 03-06-2016 Duración: 79 min. Género: Drama Color o en B/N: Color Guion: Philippe Faucon Fotografía: Laurent Fénart Música: Robert-Marcel Lepage

 

Sinopsis:

Fatima es una musulmana inmigrante de origen árabe que es madre de dos hijas: Souad, una adolescente rebelde de 15 años, y Nesrine, una joven de 18 años que está empezando la Universidad y quiere ser médico.

Crítica de Javier Ocaña para el diario “El País”:

Todos conocemos a una Fatima. Quizá hasta limpie nuestra casa, o lleve y recoja a nuestros hijos del colegio, o se ocupe de lavar, esponja en mano, paciencia callada, a nuestros ancianos padres. O a los de nuestro amigo o vecino. Hay Fatimas en Francia, en España, en cualquier lugar del mundo occidental. La de la película de Philippe Faucon es argelina, pero bien podría ser boliviana o rusa. Heroínas de nuestro tiempo, inseparables del modo de vida de la burguesía europea acomodada; mujeres que, siempre se nos olvida, tienen su propia familia. Y ahí es donde ahonda, con punzante sencillez, credibilidad absoluta, Fatima,sorprendente César a la mejor película de 2015.

Faucon, también guionista, seis largometrajes en su mochila pero hasta ahora inédito en España, está acostumbrado al complejo devenir de la inmigración en Francia. En Samia(2000) ya se había ocupado de una chica emparedada entre las tradiciones y el rigor de su familia musulmana y la moderna vida marsellesa. En Fatimaaquella chica, u otra parecida, elevada a la máxima potencia, es una de las dos hijas de nuestra criatura, la viva demostración de que el capricho no es exclusivo de los niños ricos: “Deja de decir que todo va bien. Esto es un zulo y tú lo único que haces es limpiar. ¡Deja de flipar! Eres una inútil”. La adolescencia. Faucon introduce además una doble intolerancia: la de ciertos franceses, mirando por encima del hombro a los inmigrantes y a sus hijos, y la de ciertos argelinos, que reniegan de los que se integran, en la vestimenta, en la actitud, en las creencias religiosas (o la falta de ellas), en los estudios.

Escueta, de apenas hora y cuarto, la película de Faucon carece de alharacas formales. Ni siquiera se contagia del extendido método Dardenne con cámara nerviosa, seguimiento angustioso, urgencia cotidiana. Planos fijos no demasiado alargados en el tiempo en las conversaciones grupales; uso del trípode y huida de la cámara al hombro, sobre todo en las secuencias de interior; objetivo en la respiración y la mirada, en los susurros de cariño y los gritos de rebeldía. Hasta conformar el vivísimo retrato de una mujer sostén, de su familia y de la de muchos otros.

3 Premios César: Mejor película, guión adaptado y actriz revelación (Hanrot).

Anuncios

Días 15 y 16 de mayo: “El Juez” de Christian Vincent

Publicado: 9 mayo, 2017 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

El-juez-2016_cartel

 

EL JUEZ – L’Hermine

Dirección: Christian Vincent Reparto: Fabrice LuchiniSidse Babett KnudsenEva Lallier yCorinne Masiero Título en V.O.: L’Hermine Año: 2015 Fecha de estreno: 08-04-2016 Duración: 98 min. Género: Drama Color o en B/N: Color Guion: Christian Vincent Fotografía: Laurent Dailland

Sinopsis:

En una pequeña población francesa, el juez Michel Racine es presidente de un temido tribunal de lo penal. Tan duro consigo mismo como con los demás, es apodado “el juez de las dos cifras”: con él, siempre caen más de diez años. Todo cambia el día en que Racine se topa con Ditte Lorensen-Coteret. Ella es miembro del jurado que va a juzgar a un hombre acusado de homicidio. Seis años antes, Racine estuvo enamorado de esta mujer, prácticamente en secreto. Es quizá la única mujer a la que jamás haya amado.

Crítica de Luis Martínez para el diario “El Mundo”:

El francés Christian Vincent presentó ‘L’Hermine’ y, de golpe, hizo acto de presencia la más sólida candidatura hasta el momento (con permiso de Sokurov) al León de Oro. Con un Fabrice Luchini en estado de gracia secundado por una no menos acertada Sidse Babett Knudsen, la película se limita a contar una historia de amor. No hay más. La gracia, sin embargo, es la precisión.

Con las formas de comedia coral (ácida, pero comedia), la historia se sitúa en un juzgado de un lugar pobre y perdido de Francia. Perderse y empobrecerse suelen ir unidos. Un hombre cae rendidamente enamorado de una de las participantes en un jurado popular. Él es el juez (el detalle importa) y ella, médico (esto es menos relevante). Se buscan, se hablan, se desean y, lo más importante, se miran a los ojos.

Por el camino, la cámara se entretiene en retratar con una perfección irrefutable las esquinas más sucias, más simples, más trágicas y más evidentes de la sociedad en la que ocurre todo. No sólo se trata de una mirada cristalina a las heridas de las relaciones humanas, sino de una acertada y nunca vista antes radiografía del sistema judicial francés. Divertida, profunda y, sencillamente, arrebatadora.

Programación mayo 2017

Publicado: 25 abril, 2017 de Cineclub Alcarreño en 2 - PROGRAMACIÓN
Días 15 y 16 de mayo. 20:15H. Multicines Guadalajara

El-juez-2016_cartel

 

EL JUEZ – L’Hermine

Dirección: Christian Vincent Reparto: Fabrice LuchiniSidse Babett KnudsenEva Lallier yCorinne Masiero Título en V.O.: L’Hermine Año: 2015 Fecha de estreno: 08-04-2016 Duración: 98 min. Género: Drama Color o en B/N: Color Guion: Christian Vincent Fotografía: Laurent Dailland

Sinopsis:

En una pequeña población francesa, el juez Michel Racine es presidente de un temido tribunal de lo penal. Tan duro consigo mismo como con los demás, es apodado “el juez de las dos cifras”: con él, siempre caen más de diez años. Todo cambia el día en que Racine se topa con Ditte Lorensen-Coteret. Ella es miembro del jurado que va a juzgar a un hombre acusado de homicidio. Seis años antes, Racine estuvo enamorado de esta mujer, prácticamente en secreto. Es quizá la única mujer a la que jamás haya amado.

Días 22 y 23 de mayo. 20:15H. Multicines Guadalajara

Fatima_cartel 

FATIMA

Dirección: Philippe Faucon Reparto: Soria ZeroualZita HanrotKenza Noah Aïche y Chawki Amari Título en V.O.: Fatima Nacionalidades: Canadá y Francia Año: 2015 Fecha de estreno: 03-06-2016 Duración: 79 min. Género: Drama Color o en B/N: Color Guion: Philippe Faucon Fotografía: Laurent Fénart Música: Robert-Marcel Lepage

Sinopsis:

Fatima es una musulmana inmigrante de origen árabe que es madre de dos hijas: Souad, una adolescente rebelde de 15 años, y Nesrine, una joven de 18 años que está empezando la Universidad y quiere ser médico.

Días 29 y 30 de mayo. 20:15H. Multicines Guadalajara

Train-to-Busan_cartel

 

TRAIN TO BUSAN

Dirección: Yeon Sang-ho Reparto: Jung Yu-MiKim Soo-an Ahn So-hee Ma Dong-seok yGong Yoo Nacionalidades: Corea del Sur Año: 2016 Fecha de estreno: 05-01-2017 Duración: 118 min. Género: Fantástica y Terror Color o en B/N: Color Guion: Yeon Sang-ho Fotografía: Lee Hyung-Deok Música: Jang Young Gyu

Sinopsis:

Un virus letal se expande por Corea del Sur, provocando violentos altercados. Los pasajeros de un tren KTX que viaja de Seúl a Busan tendrán que luchar por su supervivencia.

Días 24 y 25 de abril: “Hedi” de Mohamed Ben Attia

Publicado: 18 abril, 2017 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

Hedi_cartel

 

HEDI, UN VIENTO DE LIBERTAD

Dirección: Mohamed Ben Attia Reparto: Omnia Ben Ghali Hakim BoumessoudiSabah Bouzouita,Rym Ben Messaoud y Majd Mastoura Título en V.O.: Inhebek Hed Nacionalidades: Bélgica, Francia y Túnez Año: 2016 Fecha de estreno:17-02-2017 Duración: 88 min. Género: Drama Color o en B/N: Color Guion: Mohamed Ben Attia Fotografía: Frédéric Noirhomme

Sinopsis:

Túnez, tras la primavera árabe. Hedi es un chico de 25 años que trabaja en un concesionario de coches y está a punto de contraer matrimonio con una chica elegida por su familia. Pero se enamora de una guía turística y se planteará rebelarse contra los que han diseñado su vida.

Crítica de Jordi Costa para el diario “El País”:

Hedi sueña con ser dibujante de historietas, pero trabaja como comercial para Peugeot y no tarda demasiado en darse cuenta de que su vida permanece encerrada por unos límites más severos que los que encierran a un personaje dibujado en el interior de una viñeta. Lo que delimita el espacio vital de Hedi –y también sus posibilidades de futuro- es el entramado de sumisiones -laborales, sociales, familiares- que condicionan la vida de todo joven tunecino mientras la promesa de la Primavera Árabe parece haberse manifestado solo en forma de ese desencanto del que también podría hablar algún joven europeo anclado en la tierra de nadie del presente. A Hedi le quita el aire el peso de la tradición –que determina su matrimonio concertado-, le oprime el yugo materno –esa mujer siempre dispuesta a utilizar los supuestos logros vitales y profesionales del hermano mayor como unidad de medida- y le coloca contra las cuerdas la presión profesional de percibir que el supuesto horizonte de progreso y libertad que le prometieron cristaliza en forma de perpetua urgencia neoliberal.

La opera prima del tunecino Mohamed Ben Attia, producida por los hermanos Dardenne en lo que parece reconocimiento de una filiación directa –tanto ética como estética-, es un retrato de personaje en plena encrucijada. La película posee la singularidad de centrarse en la asfixia masculina en una sociedad de tradición musulmana, frente a tantos otros trabajos recientes que han optado por atender a la más flagrante situación de la mujer en similares contextos. Precisamente, en este juego de inversiones, será un personaje femenino –Rim, un animadora deresort turístico- quien abra las puertas de una posible emancipación de Hedi, anticipada por la propia resistencia bartlebyana de éste al tomar la decisión de desatender sus obligaciones laborales en la ciudad de Mahdia.

Con su lenguaje en perpetuo presente –la cámara inestable siguiendo en todo momento al protagonista, a la Dardenne-, Hedi corre el riesgo de parecer una película ya vista y casi preprogramada. Resultaría injusto pasar por alto los pequeños detalles que la singularizan: en especial, los trazos, aparentemente casuales, que dibujan la paradoja medular de ese Túnez donde la Primavera Árabe triunfó para mantener un pulso quizá perpetuo con el integrismo. Y, también, la meritoria labor del actor Majd Mastoura, galardonado en la pasada Berlinale, sosteniendo la muy particular alienación de este personaje en su nerviosa trayectoria hacia un desenlace que deviene realmente demoledor.

Días 17 y 18 de abril: “Tony Erdmann” de Maren Ade

Publicado: 11 abril, 2017 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

Toni-Erdmann_cartel

 

TONI ERDMANN

Dirección: Maren Ade Reparto: Peter SimonischekSandra HüllerLucy RussellHadewych Minis y Trystan Pütter Nacionalidades: Alemania Año: 2016 Fecha de estreno: 20-01-2017 Duración: 162 min. Género: Comedia Color o en B/N: Color Guion: Maren Ade Fotografía: Patrick Orth

Sinopsis:

Inès trabaja en una gran empresa alemana establecida en Bucarest. Su vida está perfectamente organizada hasta que su padre Winfried llega de improvisto y le pregunta ”¿eres feliz?”. Tras su incapacidad para responder, sufre un profundo cambio. Ese padre que a veces estorba y que la avergüenza un poco le va a ayudar a dar nuevamente sentido a su vida gracias a un personaje imaginario: el divertido Toni Erdmann…

Crítica de Carlos Boyero para el diario “El País”:

En la última edición del festival se filtró que existía en la sección oficial una muy divertida, original y extravagante comedia alemana. Se titula Toni Erdman y la firmaba la directora Maren Ade, de la que no tenía referencias. De entrada, es inevitable mostrarte escéptico ante la posibilidad de encontrarte con una hilarante comedia alemana, ya que este género no forma parte de la tradición del cine alemán. O al menos, yo no recuerdo haberme partido de risa o sonreír en exceso con esa filmografía, que posee muchos meritos, pero que no se ha distinguido ancestralmente por su sentido del humor. Sin embargo, tengo muy clara la tradición y el significado de las grandes comedias del cine norteamericano (aunque gran parte de ellas fueran realizadas por directores europeos, como sus Majestades Ernst Lubitsch y Billy Wilder), inglés e italiano.

Los que anticipaban la gracia y el encanto de Toni Erdmann tenían razón. Es una comedia insólita en el mejor sentido, habitada por gags esplendidos y situaciones que provocan risa, dotada de poder de observación, retratando personajes muy creíbles, mezclando realismo y surrealismo, esperpento y soterrada ternura. Y tiene defectos. Por ejemplo: su excesiva duración. Hubiera sido aconsejable que alguien con criterio e inmejorables intenciones le hubiera sugerido a la directora que acortase esos excesivos 162 minutos, que hay momentos en el centro de la trama que se tornan repetitivos, secuencias fatigosamente rematadas. Pero remonta en la parte final, todo vuelve a fluir en una fiesta insólita y jocosa en la que su alborotada protagonista decide que todos los estupefactos invitados acudan desnudos.

Esta agridulce película describe la finalmente salvadora relación entre un padre más que histriónico y aficionado a los disfraces con su hija, una triunfadora profesional y social que en el fondo está muy solita y no lo sabía, incapaz de exprimir las alegrías que a veces ofrece la vida. El padre también está solo, ha perdido a su perro, su respiración es angustiosa, pero no ha perdido humanidad ni su afición a montar números. Y su farsa permanente motivará que su brillante, pragmática y gélida hija ese al borde del ataque de nervios viendo peligrar su carrera, pero también aprenderá a sentir, a reír, a vivir. No existe énfasis en esta relación, ni a la redimida dama le espera en el futuro el paraíso, paro algo habrá aprendido mediante el amor y el cuidado que le dedica ese padre destroyer. Ha sido grato y a rato delicioso acompañarles en su disparatado viaje. Pero repito: podía ser más corto.

Premios del Cine Europeo: Mejor película, director, guión, actor y actriz

Festival de Cannes: Premio FIPRESCI (Fed. Int. de Críticos de Cine)

Premios Independent Spirit: Mejor película extranjera

Días 10 y 11 de abril: “Un Día Vi 10.000 Elefantes” de Alex Guimerà y Juan Pajares

Publicado: 4 abril, 2017 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

 

El martes 11 contaremos con la presencia del director y productor de la película Juan Pajares, acompañado del actor de doblaje Gorsy Edu, que pone la voz al personaje “Angono Mba”, que nos acompañarán para comentar con ellos todo lo que surja sobre la película.

un_dia_vi_10_000_elefantes-291164830-mmed

 

UN DÍA VI 10.000 ELEFANTES

Dirección: Alex Guimerà y Juan Pajares Nacionalidades: España Año: 2015 Duración: 64’ Género: Animación Guión: Pere Ortín Música: Benjamín Fert Distribuye: Movies for Festivals

 

Sinopsis:

Angono Mba, un octogenario guineano rememora desde el salón de su casa la expedición en la que hizo de porteador del cineasta madrileño Manuel Hernández Sanjuán y su equipo (Hermic Films), que los llevó, entre 1944 y 1946, a recorrer la Guinea española documentando la vida en la colonia y buscando un misterioso lago, donde según contaba una leyenda africana, se podían ver 10.000 elefantes juntos.

Crítica de Javier Ocaña para el diario “El País”:

En principio, no hay formato más alejado del documental que la animación. La palabra verdad se escapa entre los resquicios del concepto. Y sin embargo, no son pocos los documentalistas, de largos y de cortos, que últimamente han decidido apostar por el dibujo como medio para contar sus historias reales.

La última, la meritoria miniatura en movimiento Un día vi 10.000 elefantes, interesante acercamiento de Alex Guimerà y Juan Pajares al colonialismo español en Guinea Ecuatorial durante la dictadura, libérrima en sus formas al utilizar fotografías, stop motion,dramatizaciones animadas, imágenes contemporáneas de apoyo y ese bellísimo efecto recortable en 3D de las fotos que popularizó El chico que conquistó Hollywood, y también en su fondo, con dos voces narrativas, una desde el pasado, perteneciente al cineasta español de los años 40 Manuel Hernández Sanjuán, y otra desde el presente, la de uno de los porteadores guineanos de una expedición real financiada por el franquismo.

Como un cuento relatado a la luz tenue y el calor fantasmal de una fogata en plena selva, la película habla de “ese dolor por la llegada de los blancos”, de la paradoja del avance del catolicismo con misas en latín en un pueblo que solo parecía adoptarlo por conveniencia, de economía, de política, de aventura y de moral. Un olvidado pasado reciente que en estos días, casualidades de la cinematografía española, habitará la cartelera por partida doble: con la superproducción Palmeras en la nieve, y con esta especie de cara B fantasmagórica, que parte de un cierto onirismo para alcanzar una memoria crítica en las antípodas de la nostalgia.

Días 3 y 4 de abril: “El Porvenir” de Mia Hansen-Love

Publicado: 2 abril, 2017 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

El-porvenir_cartel

EL PORVENIR- L’avenir

Dirección: Mia Hansen-Løve Reparto: Isabelle HuppertEdith ScobRoman Kolinka y André Marcon Título en V.O.: L’avenir Nacionalidades: Alemania y Francia Año: 2016 Fecha de estreno: 23-09-2016 Duración: 100 min. Género: Drama Color o en B/N: Color Guion: Mia Hansen-Løve Ditribuidora: Golem

 

Sinopsis:

Nathalie (Isabelle Huppert) es una profesora de filosofía que da clases en un instituto de París. Su trabajo le entusiasma y reparte su tiempo entre sus alumnos y su familia, con sus hijos ya mayores y su madre algo senil. Un día su marido le informa de que se va a ir con otra mujer. Ese será solo el primero de una serie de grandes cambios que obligarán a Nathalie a reinventar su vida de un día para otro.

Crítica de Luis Martínez para el diario “El Mundo”:

Vivimos un tiempo raro en el que la tristeza, la melancolía o, simplemente, el dolor son identificados como enfermedades, males que necesitan cura urgente. Y como tal son tratados. Eso o, peor, reciben la consideración de comportamientos sospechosos, por inmorales. Lo moral, lo ético, es ser feliz y serlo en un estado de euforia permanentemente retuiteable. La felicidad ha vivido así un extraño viaje desde el desprecio (durante demasiado tiempo fue sospechosa: sólo se podía ser feliz desde la ignorancia) a su glorificación como un sinónimo del alboroto. Y aquí nos paramos.

Mia Hansen-Love propone en L’avenir la aventura equinoccial de una profesora de Filosofía (al fin y al cabo es francesa) desde la desesperación de verse sola hasta la clarividencia de sentirse libre. ¿Quién paga a quién? ¿La libertad a cambio de la tristeza o al revés? La directora deja que la película entera descanse sobre el gesto de hielo y la presencia imperial de Isabelle Huppert. Ella es profesora en un instituto. Si se quiere la película podría contemplarse como un documento antropológico. Dentro de poco, una escena de estas características desaparecerá para siempre. Ya saben, no hay manera de integrar la Filosofía entre las competencias básicas. La religión, sí. Qué cosas; qué disparates. Pero eso es otro asunto.

La directora se limita a seguir el paso a una mujer completamente inconsciente de la necesidad de ser feliz. Como le ocurría a San Agustín con la definición del tiempo, basta que nos pongamos a perseguir la felicidad para que la perdamos. Da sus clases, se pelea con su madre quizá senil, asiste en silencio a los silencios de su marido y contempla sin amargura la distancia que la separa para siempre de sus hijos ya mayores. La actividad mantiene a nuestra protagonista en estado de alerta. Alguien dijo que es más fácil alcanzar la paz mundial que, por el mero hecho de proponérselo, conseguir que una sola persona sea feliz. Hasta que un día, el marido la deja, su madre muere, sus alumnos crecen, los hijos la hacen abuela y hasta los gatos dejan de maullar a su paso. En ese momento, ser feliz se convierte en una obligación y, por ello, en una renuncia.

La directora, fiel a su estilo, deja que la cámara se mueva con elegancia, sin emitir juicios, en el fragor de unos cuerpos que se agitan como las palabras en un tratado de semiótica: hablan de sí mismas mientras se sueñan con sentido. Digamos que Hansen-Love abandona las proverbiales radiografías de la juventud que han presidido todo su cine para inventarse ahora una adolescencia en plena madurez. Ése es el viaje de Huppert: verse de repente desasistida y suspendida en el vacío en un momento de la vida en que se exigen respuestas claras o, cuanto menos, desengañadas. Sin duda, una película tan brillante, madura y reflexiva como sutil. La felicidad, en efecto, duele. ¿Quién se lo iba a imaginar precisamente ahora? Sin duda vivimos tiempos extraños. No es que no sepamos ser felices, simplemente se nos ha olvidado que para ser feliz antes hay que ser antes libre, ciudadano libre. Y así.