Días 4 y 5 de octubre: “Las Golondrinas de Kabul” de Zabou Breitman y Eléa Gobbé-Mévellec

Publicado: 3 octubre, 2021 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

EL LUNES DÍA 4, tras la proyección de la películas y gracias a la colaboración con ABRIENDO FRONTERAS GUADALAJARA, contaremos con la presencia de ALBERTINA DE ORIA DE RUEDA, experta en cultura Islámica y Afganistán que nos dará su perspectiva sobre la película y la situación actual del país. Recomentamos la lectura de su artículo:

LAS GOLONDRINAS DE KABUL – (LES HIRONDELLES DE KABOUL)

Dirección: Zabou Breitman, Eléa Gobbé-Mévellec
Reparto (voces): S. Abkarian, Z. Hanrot, S. Arlaud, H. Abbass, J.C. Deret, S. Pouderoux, S. Bagdassarian, M. Jonasz
Título en V.O: Les hirondelles de Kaboul
Año: 2019 Duración: 80 min.
Fecha de estreno: 20-02-2020
Nacionalidad: Francia
Género: Animación Color o en B/N: Color
Música: Alexis Rault
Guión: Zabou Breitman, Patricia Mortagne, Sébastien Tavel sobre el libro de Yasmina Khadra
Distribuidora: Night Drive Films

Sinopsis:

Verano de 1998. Kabul es una ciudad en ruinas ocupada por los Talibanes. Mohsen y Zunaira son dos jóvenes que se han enamorado pese a vivir en un entorno repleto de violencia y miseria. Aunque van sobreviviendo día a día, un acto irresponsable de Mohsen cambiará sus vidas para siempre.

Crítica de Yago García para CINEMANÍA:

Una de las cosas que más sorprenden de Las golondrinas de Kabul, adaptación de la novela de Yasmina Kadra, es cómo sus colores suaves de acuarela distan de evocar suavidad o dulzura. Todo lo contrario: iluminado de esa manera, este retrato del Afganistán de los talibanes transmite una impresión de frío reseco que recuerda (salvando las distancias) a esas tardes del invierno de Madrid en las que la luz del sol transmite un helor mineral en lugar de tibieza. Algo muy adecuado, porque los personajes de la película parecen todos congelados por dentro, unos debido a su falta de empatía o decencia y otros porque la situación horrible en la que viven les ha privado de toda esperanza.

De este modo, la historia (que no deja de ser un cuento sentimental con ecos de Historia de dos ciudades) va cobrando una cualidad casi de pesadilla: a diferencia de Kandahar, un filme en el que aquella dictadura se mostraba desde el punto de vista de una extraña y por tanto encadenaba un espanto surreal tras otro, aquí los tabúes absurdos, los actos de violencia y las ejecuciones (lo mejor para poner a tono al público antes de un partido de fútbol) se ven como partes de la vida cotidiana.

Asimismo, dados los titulares, resulta conmovedor que se nos recuerde (durante la primera media hora) cómo una de las medidas de los fanáticos para dominar la sociedad afgana fue demoler su sistema educativo. Por nuestro bien, tomemos nota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s