Días 16 y 17 de abril: “120 Pulsaciones por Minuto” de Robin Campillo

Publicado: 10 abril, 2018 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría
120-pulsaciones-por-minuto_cartel
120 PULSACIONES POR MINUTO – 120 Battements par Minute

Dirección: Robin Campillo Reparto: Adèle HaenelNahuel Pérez BiscayartCatherine VinatierSimon BourgadeAloïse SauvageMédhi TouréFélix MaritaudAntoine ReinartzArnaud ValoisCoralie RussierJean-François AugusteSimon GuélatThéophile RayAriel Borenstein y Saadia Bentaieb Título en V.O.: 120 battements par minute Nacionalidades: Francia Año: 2017 Fecha de estreno: 19-01-2018 Duración: 143 min. Género: Drama Color o en B/N: Color

Guion: Robin Campillo  Fotografía: Jeanne Lapoirie Música: Aranud Rebotini

Sinopsis:

París, principios de los años 90. Un grupo de jóvenes activistas intenta generar conciencia sobre el SIDA. Un nuevo miembro del grupo, Nathan, se quedará sorprendido ante la radicalidad y energía de Sean, que gasta su último aliento en la lucha. 

Crítica de Alberto Luchini para el diario “El Mundo”:

París, principios de los años 90. La comunidad gay está siendo diezmada por el sida. Ante la inacción y la desidia de los responsables políticos y sanitarios, un grupo de jóvenes homosexuales (algunos de los cuales son seropositivos, pero no todos) decide coger el toro por los cuernos y poner en marcha una asociación, Act Up, para organizar actividades que conciencien a la población sobre los peligros de la pandemia y, de paso, exigir soluciones. La película de Robin Campillo sigue el día a día de varios de los miembros de Act Up, que se divide entre las asambleas donde deciden los pasos a seguir y los actos públicos de guerrilla que llevan a cabo. Es decir, nos encontramos ante un filme que combina lo discursivo, con los largos debates digamos legislativos, con la acción y cierto suspense en la ejecución pura y dura de las decisiones acordadas en los mismos (algunas más poéticas, otras más violentas).

Ambas partes tienen prácticamente el mismo peso en la narración y ambas están tratadas por Campillo con la misma energía y la misma positividad porque lo que pretende la película, al fin y al cabo, es exaltar la vida… aunque la muerte flote permanentemente por encima de cada fotograma. El filme se mueve en todo momento en el límite del exceso y del descontrol, porque su director, con total premeditación, prefiere el trazo grueso, la explicitud exagerada y caer en la obviedad a la indiferencia, pues su objetivo es provocar, remover conciencias e intentar que también los corazones de los espectadores se pongan a 120 pulsaciones por minuto. Y en algunos momentos, lo consigue.

Festival de Cannes: Gran Premio del Jurado

Premios del Cine Europeo: Mejor montaje

Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor película extranjera

Críticos de Los Ángeles: Mejor película extranjera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s