Días 16 y 17 de noviembre: “Mr. Kaplan” de Álvaro Brechner

Publicado: 10 noviembre, 2015 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

Kaplan_cartelKAPLAN

Dirección: Álvaro Brechner Reparto: Héctor NogueraNéctor GuzziniRolf Becker y Nidia Telles Título en V.O.: Mr. Kaplan Nacionalidades: Alemania y España Año: 2014 Fecha de estreno: 25-12-2014 Duración: 98 min. Género: ComediaDrama y Thriller Color o en B/N: Color Guión: Álvaro Brechner Fotografía: Álvaro Gutiérrez Música: Mikel Salas Distribuidora: Yedra Films

Sinopsis:

Tras la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), el viejo judío Jacobo Kaplan huyó a Sudamérica. Descontento con su nuevo rabino, su comunidad, su familia y su vida y temiendo morir y no ser recordado, con casi 80 años decide, con la ayuda de un policía retirado, dar un vuelco a su vida. Emprende entonces una aventura singular: capturar a un viejo alemán, dueño de un restaurante, porque está convencido de que es un antiguo oficial nazi. Su objetivo es llevarlo a Israel. Así contribuirá a recuperar el orgullo y la dignidad de la comunidad judía.

Crítica de Jordi Costa para el diario “El País”:

Kaplan y Contreras son la declinación uruguaya y contemporánea de Don Quijote y Sancho Panza. El primero es un septuagenario de origen judío que, al empezar a intuir el acecho del olvido y el acoso de la Parca, decide rendir justicia a sus raíces y darle un sentido a su vida, entregándose a una suerte de misión redentora sin más asidero que una tenue sospecha.

El segundo, expolicía caído en desgracia, será su escudero a la fuerza en el lance. Su objetivo es secuestrar a un supuesto nazi que regenta un chiringuito en la playa con el fin de entregarlo a la justicia en Jerusalén.

El humor melancólico y el estudio de los personajes son las principales armas de Álvaro Brechner en su segundo largometraje tras Mal día para pescar (2009). No obstante, condiciona bastante su estrategia que su empatía con los personajes se reblandezca, por el camino, a fuerza de ternura mal suministrada y de un aliento de falsa magia de filiación más o menos jeunetiana.

Con materiales mucho más excéntricos, Paolo Sorrentino propuso una historia parecida en Un lugar donde quedarse (2011), su película más incomprendida y denostada: las simpatías que despierta Kaplan son inversamente proporcionales a las antipatías que espoleó Sean Penn en esa película, pero, quizá por alguna disfunción del paladar cinéfilo, este crítico prefiere, con diferencia, la voluntad de riesgo de Un lugar donde quedarse a la demasiado forzada vocación de agradar de la propuesta de Brechner.

Kaplan juega en su tramo final a desarticular los lugares comunes delwestern y, en el proceso, esboza interesantes reflexiones sobre la culpa del superviviente, pero la película podía haber aspirado a mucho más que a ser, simplemente, agradable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s