Días 20 y 21 de abril: “Timbuktu” de Abderrahmane Sissako

Publicado: 14 abril, 2015 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

Timbuktu_cartelTIMBUKTU

Dirección: Abderrahmane Sissako Reparto: Abel JafriHichem YacoubiKettly NoëlPino Desperado yToulou Kiki Título en V.O.: Timbuktu Nacionalidades: Dinamarca Año: 2014 Fecha de estreno: 06-02-2015 Duración: 100 min. Color o en B/N: Color Guión: Abderrahmane Sissako y Kessen Tall Fotografía: Sofian El Fani Música: Amin Bouhafa Distribuidora: Golem

Sinopsis:

Año 2012, la ciudad maliense de Tombuctú ha caído en manos de extremistas religiosos. Kidane vive tranquilamente en las dunas con su esposa Satima, su hija Toya e Issam, un niño pastor de 12 años. Pero en la ciudad los habitantes padecen el régimen de terror impuesto por los yihadistas: prohibido escuchar música, reír, fumar e incluso jugar al fútbol. Las mujeres se han convertido en sombras que intentan resistir con dignidad. Cada día, unos tribunales islamistas improvisados lanzan sentencias tan absurdas como trágicas. El caos que reina en Tombuctú no parece afectar a Kidane hasta el día en que accidentalmente mata a Amadou, un pescador que ha acabado con la vida de su vaca favorita. Ahora debe enfrentarse a las leyes impuestas por los ocupantes extranjeros.

 

Crítica de Carlos Boyero para el diario “El País”:

Es Timbuktu el retrato más escalofriante y con sensación de veracidad que he visto sobre el yihadismo; las imágenes y la atmósfera son de primera clase, condición indispensable para que cualquier historia merezca ser contada. Y no está dirigida por la propaganda occidental, con sus infinitos medios y su capacidad para que las denuncias, amañadas o no, verdaderas o manipuladas, lleguen a infinito público, sino desde el corazón de ese infierno, con gente que parece no interpretar sino que han vivido en su propia piel esa barbarie. La dirige el mauritano Abderrahmane Sissako y está claro que sabe de lo que habla. También consigue transmitir al espectador la furia reposada de los verdugos, el miedo de los habitantes de Tombuctú ante esos invasores que van a prohibirles sus eternas costumbres en nombre de Alá, y porque tienen el poder de las armas o simplemente el poder, la insumisión imaginativa de algunas víctimas y la desesperada resignación de otros, la necesidad de sobrevivir a pesar de los pesares.

La imagen inicial y la que cierra la película son las de una gacela perseguida por sus divertidos cazadores. Vale como símbolo, pero la realidad todavía es más cruda. Tal vez no acabe en la muerte, pero sí en la humillación cotidiana, la imposición de cosas con aroma surrealista. A saber: las mujeres no sólo irán encapuchadas en público, sino que será obligatorio el uso de calcetines y guantes (por si la carne roza algo impuro, imagino), estará prohibido fumar (del alcohol ni hablemos, siempre ha sido y será cosa de jeques), cantar, tocar ningún instrumento musical, jugar al fútbol, escuchar música y más cosas que cualquier cerebro mínimamente amueblado juzgará como demenciales. Con lo de follar los talibanes son más comprensivos (imagino que con el exclusivo propósito de crear guerreros para el Altísimo), pero si las tentaciones de la carne ceden al adulterio, enterrarán en un hoyo a los fornicadores y se los cargarán a pedradas.

Sissako habla con enorme poder de observación, con un realismo doloroso, aunque también sepa utilizar inteligentemente la elipsis ante determinadas salvajadas, de este catálogo de infamias impuestas. Lo hace rodeando la historia de una entrañable familia de tuaregs condenados a la tragedia, aceptada con determinismo y sin gestos enfáticos.

Es gozoso que esta película la haya realizado un musulmán tan inteligente como indignado, tan humano como representativo de que no todo está perdido en la rebeldía de muchos fieles del islam contra la intolerancia y el deber de derramar sangre impura. La exhibición de esta película ha sido amenazada. Normal, misión cumplida. Y sobre todo, con arte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s