Días 2 y 3 de febrero: “Dos Días, Una Noche” de Luc y Jean-Pierre Dardenne

Publicado: 27 enero, 2015 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

Dos-dias-una-noche_cartelDOS DÍAS, UNA NOCHE – (Deux Jours, Une Nuit)

Dirección: Luc Dardenne y Jean-Pierre Dardenne Reparto: Marion CotillardFabrizio RongioneOlivier Gourmet,Christelle Cornil y Catherine Salée Título en V.O.: Deux jours, une nuit Nacionalidades: Bélgica Año: 2014 Fecha de estreno: 24-10-2014

Duración: 95 min. Género: Drama Color o en B/N: Color Guión: Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne Fotografía: Alain Marcoen Distribuidora: Wanda

Sinopsis:

Sandra dispone sólo de un fin de semana para ir a ver a sus colegas y convencerlos de que renuncien a su paga extraordinaria para que ella pueda conservar su trabajo. Su marido la acompaña para apoyarla.

 

Crítica de Javier Ocaña para el diario “El País”:

Dos días, una noche, película que huele a cine de guerrilla, de combate, sobre todo en estos tiempos de crisis económica y despidos laborales masivos. El planteamiento, maquiavélico, está por desgracia a la orden del día en pequeñas y grandes empresas: dejar en manos de sus empleados ciertas decisiones, por ejemplo si se revoca el despido de una persona del grupo, a cambio de renunciar al plus que corresponde a los demás. Dividir para vencer.

La dignidad se vende a 1.000 euros. Según el planteamiento de los Dardenne, esa es la cantidad que separa la solidaridad del individualismo, el apego de la sinrazón, el dolor de la rabia. Y la mujer, esposa, madre y trabajadora, tiene un fin de semana para intentar convencer a la mitad más uno de 17 de los suyos. ¿Los suyos? ¿Existe eso realmente? Pero estos artistas del cine social europeo pueden ser muchas cosas excepto maniqueos. Ellos plantean; si se quiere, incluso escupen ideas a la cara, situaciones con las que identificarse. Pero nunca juzgan. Y aquí cada trabajador encuentra sus razones para apoyar o denegar la cuestión, y todas pueden llegar a ser loables, comprensibles. Si unas lo son más que otras queda en la mente, en la conciencia, y en las tripas del espectador.

Marion Cotillard, que tiene aura de estrella incluso con la cara lavada, coleta, vaqueros y camiseta de andar por casa, guía a esta mujer con credibilidad máxima, rebosantes recursos y, precisamente una de las novedades de la película, una gran calma. Así, como el personaje lleva el nervio y el enquistamiento por dentro, y la calma y la personalidad por fuera, los directores se aplican con una puesta en escena a la altura dramática de su criatura y mantienen su cámara más tranquila de lo habitual, sin esos personalísimos planos temblorosos en la espalda de sus heroínas, aportando equilibrio a un conjunto que es gran cine del siglo XXI, el de la crisis y el derribo, el que puede ayudar a entender muchas cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s