Días 26 y 27 de enero: “Días de Vinilo” de Gabriel Nesci

Publicado: 20 enero, 2015 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

Dias-de-vinilo_cartelDÍAS DE VINILO

Dirección: Gabriel Nesci Reparto: Gastón PaulsFernán MirásRafael Spregelburd y Ignacio Toselli Título en V.O.: Días de vinilo  Nacionalidades: Argentina Año: 2012 Fecha de estreno: 06-06-2014 Duración: 119 min. Género: Comedia Color o en B/N: Color Guión: Gabriel Nesci Fotografía: Rodrigo Pulpeiro Distribuidora: Abordar – Casa de Películas

Sinopsis:

Damián, Marcelo, Luciano y Facundo son cuatro amigos treintañeros a los que une la pasión por la música, la amistad y las mujeres. Damián, es escritor y guionista. Para recuperar a Ana escribe un guión de cine, pero la única copia que tiene la pierde Vera, una mujer muy particular que se entromete en su vida con el fin de cambiarla.

 

Crítica de Diego Batlle para el diario “La Nación”:

Que tiene mucho de sitcom; que los diálogos le deben bastante al espíritu del stand-up; que las referencias a Diner, de Barry Levinson, y a Alta fidelidad, de Stephen Frears, son insoslayables; que las citas musicales (los Beatles, Yoko Ono) son un poco obvias. A Días de vinilo, es cierto, se le podrán cuestionar diversos aspectos con mayor o menor minuciosidad dependiendo de gustos, sensibilidades, exigencias y conocimientos previos por parte de cada espectador, pero lo que no se podrá decir del guionista y director Gabriel Nesci es que su ópera prima no sea divertida y entretenida. Porque Días de vinilo es eso: la historia de cuatro amigos que rondan los 40 años y siguen demasiado pegados a sus conflictos adolescentes (léase miedo a comprometerse, a pegar el salto a una madurez, a una adultez que los aterra).

La película de Nesci es, quedó dicho, una comedia de situaciones, pero sobre todo de relaciones -muchas veces disfuncionales- con las mujeres. El amor por la música los juntó de niños, la frustración profesional los unifica y, definitivamente, los conflictos con el sexo opuesto no les permiten salir de ese pequeño círculo en el que se mueven.

Días de vinilo está escrita, filmada y actuada con indudable profesionalismo, con una pericia que no abunda en el cine argentino. Nesci logra que sus escenas fluyan, que los diálogos jamás hieran los oídos y hasta es capaz de conseguir momentos brillantes de Mirás (sobre todo cuando pierde la audición) o en las apariciones autoparódicas de un cada vez más desenvuelto Leonardo Sbaraglia.

Puede que en las referencias apuntadas que sirvieron de inspiración y en las distintas estructuras narrativas se le noten a Días de vinilo ciertas “costuras”, pero si uno deja de exigirle a un producto nacional que sea siempre original y brillante, este film de Nesci nos invita al más genuino y puro de los disfrutes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s