Días 26 y 27 de mayo. “Joven y Bonita” de François Ozon

Publicado: 20 mayo, 2014 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

Joven-y-bonita_cartel_peli

 

JOVEN Y BONITA – (Jeune et Jolie)

Director: François OzonIntérpretes: Marine Vacth, Géraldine Pailhas, Frédéric Pierrot, Fantin RavatTítulo en VO: Jeune et joliePaís: Francia Año: 2013. Fecha de estreno: 07-03-2014Duración: 95 min.Género: DramaColor o en B/N: ColorGuión: François OzonFotografía: Pascal Marti Música: Philippe Rombi Distribuidora: Golem 

Sinopsis:

Isabelle, una hermosa joven de 17 años que pertenece a una familia adinerada, parece tener el mundo a sus pies. Pero un viaje de autodescubrimiento sexual la embarca en una doble vida: estudiante de día y prostituta de lujo de noche. Esta es su historia, a través de cuatro estaciones y cuatro canciones.

 

Crítica de Carlos Boyero para el diario “El País”:

A François Ozon, la carrera le ha dado para mucho: para dirigir películas directamente detestables y para filmar algunas de los mejores largometrajes del último cine francés. Su filme precedente, En la casa, le llevó hasta una merecida Concha de Oro en la última edición de San Sebastián. De natural prolífico (15 películas a sus 45 años), a Ozon le ha dado tiempo para presentar este Cannes otro trabajo, Young & beautiful, y aunque no esté al nivel de la precedente es cierto que en ese retrato de una adolescente de 17 años que se prostituye porque quiere, sin necesidades monetarias, tal vez porque como dice su padrastro, “está en la época de experimentar, de ser rebelde”, y reaccionar salvajemente ante lo que le rodea, el cineasta mete chicha en el guion. De fondo, resuena el poema de Rimbaud Nadie es serio a los 17, una pista sobre lo que ocurre.

Si formalmente ha dividido su filme en cuatro estaciones (empezando por el verano), que a su vez son presentadas por sendas canciones de Françoise Hardy, en el fondo ha sabido no dar recetas ni moralina para su personaje, todo ello –como es obvio en Ozon- empaquetado en unos fluidos y elegantes movimientos de cámara. Al cineasta no le han quedado buenos recuerdos de sus años de juventud: “A menudo, se idealiza la adolescencia en el cine mundial, se la ensalza exageradamente. Conservo un recuerdo más bien doloroso y difícil de la mía. Tenía ganas de abordarlo desde la distancia para hablar al respecto de forma diferente”.

Tras su trabajo con adolescentes en En la casa, al director le habían quedado bastantes ganas de volver a trabajar con actores jóvenes. De ahí la historia, y de ahí la búsqueda de una chica que superara ese reto actoral. La encontró en la modelo Marine Vacth: “Cuando vi a Marine, enseguida me pareció diferente a las demás, que abordaron el papel desde un prisma muy realista. Tenía la sensación de estar dentro de un documental. Con Marine, era algo diferente. Al mirar sus ojos, existía un mundo interior, un misterio, exactamente lo que estaba buscando”. Eso además apoyaba, según Ozon, su idea de “dejar agujeros, de no contarlo todo”. “Es mi forma de trabajar, tengo tendencia a dejar un poco de distancia. Creo que la gente es inteligente y con capacidad de entender sin que tener que desgranárselo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s