2 y 3 de diciembre. “Tú y Yo” de Bernardo Bertolucci

Publicado: 26 noviembre, 2013 de Cineclub Alcarreño en Sin categoría

Tu-y-yo_cartel_peliTÚ Y YO” – (Io e te)

Director: Bernardo Bertolucci Intérpretes: Jacopo Olmo Antinori, Tea Falco, Sonia Bergamasco, Veronica Lazar Título en VO: Io e te País: Italia Año: 2012. Fecha de estreno: 26-07-2013 Duración: 97 min. Género: Drama Color o en B/N: Color Guión: Bernardo Bertolucci, Niccolo Ammaniti, Umberto Contarello, Francesca Marciano Fotografía: Fabio Cianchetti

Describe la historia de un adolescente de catorce años que engaña a sus padres con la coartada de una esquiada entre amigos para, en realidad, pasar esos días en el sótano del propio domicilio familiar.

Crítica de Adrea G. Bermejo para la revista “Cinemanía”:

Porque tú y yo no somos nosotros y el contrario de uno es nada, hay historias que existen para contar la vida de dos pronombres. La última película de Bertolucci es una de ellas. Como buen poeta, L’ultimo imperatore siempre ha sabido medir las distancias cortas y parece que las arrugas de su filmografía sólo se notan en el número de asistentes invitados a sus fulminantes encuentros: cuatro en El último tango en París –contando prometidos y fantasmas–; tres en Soñadores; ahora dos, tú y yo. Con 73 años Bertolucci ha dirigido una película sobre chicos de menos de 20, luminosamente oscura, intensa y rabiosamente moderna.

Quién sabe si es el tú o es el yo de esta historia –en italiano los pronombres son ególatras–. Lorenzo –interpretado por el cautivador Jacopo Olmo Antinori, casi como en Novecento– es un adolescente obsesionado con los armadillos de la tienda de animales que visita cuando quiere estar solo. Es el bicho raro del instituto, se divierte molestando a su madre –ahí tiene su vendetta Sonia Bergamasco, la brigadista roja de La mejor juventud– y antes que irse con su clase a esquiar prefiere encerrarse en el sótano de su casa a comer pan con Nutella. Él es el armadillo, el nocturno, el cavador, el animal con caparazón. Olivia –también fascinante Tea Falco– encarna el otro pronombre. Es su desconocida hermanastra, una ex heroinómana que acude al sótano de Lorenzo a vomitar hasta que se le pase el mono. Como un reverso subterráneo de los también falsos hermanos Richie y Margot Tenenbaum, Lorenzo y Olivia se odian en el nombre del padre pero, obligados a convivir en este habitáculo sin luz hasta que acabe la semana “blanca”, no les queda otra que ir despojándose de adiciones y armaduras y convertirse en la improbable familia que baila una versión triste de Space Oddity de Bowie –Ragazzo solo, ragazza sola–. Porque, los poetas los saben, a veces dos pronombres personales suman un “nosotros” y el contrario de uno no es nada, la soledad, sino dos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s